Creciendo a 100 kilómetros hora

taniaLa piloto pontevedresa Tania Fernández Rosendo empezará a competir en abril a nivel nacional en la Women’s Open Cup Yamaha R3

Los circuitos de Galicia están siendo testigos de la formación de una estrella. Una joven de catorce años natural de la ciudad del Lérez progresa a la misma velocidad a la que corre su moto. Si hace tres años subía por primera vez a un bólido de dos ruedas, en el próximo mes de abril Tania Fernández Rosendo tiene previsto codearse con las pilotos más prometedores del mundo en el Campeonato de España femenino. Pero para una ganadora como ella, un solo reto puede resultar aburrido. Por ello, «quiero dejar a una chica gallega en un lugar alto, para que no siempre se lleven los chicos los premios», afirma la pontevedresa que sueña con conocer a Jorge Lorenzo mientras vuela sobre las catedrales de la velocidad de Fornelos, Forcarei, Noia, Monforte o Pastoriza.

Aunque la temporada todavía está comenzando, Tania ya sabe lo que es subir al podio. En la primera carrera del Super Xtreme, «acabé tercera», afirma orgullosa Rosendo, que espera mantenerse en los puestos altos de la clasificación del citado Super Xtreme y también del campeonato gallego que empieza el próximo mes.

Sin despreciar los campeonatos gallegos, Tania Rosendo mira más arriba y por su cabeza solo pasa competir ya en esta temporada carreras de alto nivel. «Soy la única gallega y quiero dejar a Galicia lo más alto en un campeonato internacional», anhela la pontevedresa.

Participar en la Women?s Open Cup Yamaha R3 exige no solo talento, sino también un importante desembolso económico. Rosendo solo necesita ese espaldarazo financiero para lucir al mundo entero ese desparpajo sobre la moto que por ahora solo se puede disfrutar en Galicia. «La moto cuesta 5.000 euros y las carreras creo que son 900 euros cada una», recalca la piloto lerezana que agradece el apoyo de sus padres para hacer realidad su sueño. «Hasta ahora lo íbamos llevando, pero este año, que queremos competir la Yamaha R3, se ha complicado más y estamos buscando patrocinadores», confiesa Tania que compagina su formación como piloto con sus estudios de ESO.

Insistente en la formación, tanto académica como sobre la moto, es el mentor de la talentosa Tania Rosendo, director de la academia Lorenzo Competición Pontevedra, y padre de Jorge Lorenzo, Chicho Lorenzo. «Es un diamante en bruto, ella es muy ágil sobre la moto y tiene determinación, para triunfar hace falta carácter y talento, y Tania lo tiene», asegura su principal valedor que la ve capacitada para «destacar en este primer campeonato femenino y llegar al mundial que esperemos que empiece en el 2018», asevera Lorenzo.

Parte del mérito de la progresión mostrada por la gallega en los últimos años es de Chicho Lorenzo. «Él nos manda todos los ejercicios técnicos que hay que hacer, nos aconseja y después lo revisa», explica Tania Rosendo.

Ambos están entusiasmados ante el reto que se avecina y, con la ayuda justa, esta pontevedresa podría tomar la cima del mundo.

Manu Otero.Pontevedra / la voz, 24 de marzo de 2016.

Fuente: www.lavozdegalicia.es

Leave a reply